.

El Buscador de Recetas

28 noviembre, 2012

La langosta, de la abundancia al lujo

Filed under: Era industrial,historia — Etiquetas: — Nacho @ 21:39

Hace siglos las langostas eran tan abundantes que los nativos americanos las usaban para fertilizar sus cosechas. Tras la colonización se las consideraba comida para pobres y eran comida de sirvientes, niños pobres, presos. De hecho era una comida tan común que el estado de Massachusetts promulgó una le por la que no se podía servir a los presos carne de langosta más de dos veces por semana, pues se consideraba un castigo cruel.

Al principio las langostas se capturaban simplemente cogiéndolas en la orilla, y solo se podían consumir en zonas costeras, pues era demasiado perecedera como para transportarla en largos viajes. Sin embargo, en 1836 se empezó a enlatar carne de langosta. En lata, la langosta se conservaba mucho mejor, y se pudo distribuir por todo el mundo. Por esta razón a mediados del Siglo XIX el precio de la langosta en lata superaba al precio de la langosta viva. También se empezaron a capturar con trampas en Maine. Con este nuevo método se capturaron en 1982 7.983 toneladas de langosta.

La nueva industria de captura y enlatado de langosta era tan eficiente que pronto empezaron a escasear las langostas. En 1860 se consideraba que las langostas de cuatro o cinco libras eran pequeñas, y se descartaba a las que pesaban menos de dos. Veinte años más tarde, se aprovechaban hasta las de media libra.

La demanda llevó a la escasez de langosta, e hizo que los precios subieran muy rápido. Para la Segunda Guerra Mundial una langosta ya era una comida de lujo.

Referencia: Gulf of Maine Research Institute: Lobstering History

Licencia Creative Commons Textos licenciados bajo licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0.