.

El Buscador de Recetas

2 diciembre, 2010

Historia de la hidromiel

Filed under: historia — Etiquetas: , — Nacho @ 15:27

La hidromiel es probablemente la primera bebida alcohólica conocida por el hombre. Su fabricación es muy simple: se añade agua a la miel y de forma natural se fermenta. No necesita ni de fuego, ni de herramientas o de recipientes específicos: un pellejo animal basta para contenerla.

Hay un mito de los Matako, que recogió Lévi-Strauss, que relaciona el descubrimiento de la hidromiel con el paso del hombre de naturaleza a cultura. Según esta leyenda, en los primeros tiempos no había hidromiel. Un anciano trató de hacerla añadiendo agua a la miel. La dejó reposar durante la noche y al día siguiente la probó, encontrándola muy buena. Los demás no quisieron probarla, por miedo a que fuese venenosa. El anciano en cambio siguió bebiendo, pues dijo que era tan anciano que no importaba si moría. Bebió tanta hidromiel que cayó redondo, borracho, aparentemente muerto. Sin embargo, esa misma noche se despertó y les dijo a los demás que no había muerto, y que la hidromiel no era venenosa. Entonces todos empezaron a beber hidromiel, pero consideraron que era un peligroso medio de acercarse a un estado similar a la muerte.

La producción y el consumo de hidromiel tiene los ingredientes necesarios para ser un acto comunal: hay que conseguir la miel, despellejar un animal para usar su piel como recipiente, mover piedras calientes. En su consumo hay algo más que la satisfacción de la sed o el hambre, la ingesta de alcohol se presta a hacerse en grupo, en festividades donde el grupo accede a otros estados de consciencia, situación que no está lejos de la idea de que el grupo está en contacto con el otro mundo. Estos elementos explican que el consumo de hidromiel fuese parte de festividades celtas como el Samhain. Los pueblos griego, romano, celta, germánicos, eslavos y escandinavos sentían que la hidromiel era la bebida de la inmortalidad.

En Mali, los Bambaras también consideraban que tenía origen divino, pero consideran que es la bebida de la sabiduría, la verdad y el conocimiento, que proviene de las abejas. El islam en Mali es también tolerante con la hidromiel, mucho más que con otras bebidas alcohólicas. En esta cultura la hidromiel se bebe mezclada con picante y se bebe del mismo recipiente por dos amigos, con los labios cerca, simbolizando la amistad compartida.

La importancia de vino en la tradición judeocristiana ha eclipsado la de la hidromiel en la antigüedad, pero esta bebida había formado parte también de la mitología grecorromana durante siglos. En la Edad Media, la disponibilidad de la cerveza no acabó con la hidromiel, y en las festividades se solían beber las tres bebidas de este tiempo: vino, cerveza e hidromiel.

Sin embargo, en la actualidad es muy difícil encontrar miel. La materia prima del vino y la cerveza es mucho más barata, y los medios para fermentarlas están en la actualidad perfectamente dominados y tecnificados. La hidromiel sigue siendo elaborada por particulares, se bebe en ocasiones en encuentros ecologistas o como celebración de tiempos pasados, pero esta bebida, que durante siglos tuvo gran simbolismo, ha caído hoy en el olvido.

Referencia: Toussaing-Samat, Maguelonne (1992). A History of Food. Blackwell Publishing. ISBN 9781405181198.

Artículos relacionados:

  1. Fermentación
Compartir:
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Meneame

No hay comentarios

Aún no hay comentarios.

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.

Licencia Creative Commons Textos licenciados bajo licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0.