.

El Buscador de Recetas

10 noviembre, 2010

La comida en la Revolución Industrial II

Filed under: Era industrial — Etiquetas: , — Nacho @ 14:44

Van Gogh, Los comedores de Patata

Los comedores de patata, Vincent van Gogh

Durante la Revolución Industrial, las migraciones masivas de los pueblos a las ciudades complicaron la vida en la urbe. Para hacernos una idea del cambio, Manchester pasó en cincuenta años de 75.000 habitantes a 400.000; Estocolmo de 6.000 a 350.0000; la población de Londres se multiplicó por cuatro en cien años; la de Berlín por nueve; la de Düsseldorf por treinta y seis y la de Nueva York por ochenta.

En estas condiciones, la pobreza urbana era evidenete. Las condiciones de las fábricas y las casas eran terribles. Las cocinas eran paupérrimas, el agua se sacaba de ríos frecuentemente contaminados y los sistemas de alcantarillado, si los había, eran una broma. Muchos niños morían de desnutrición.

Los trabajadores ganaban lo justo para alimentar a la familia con pan. En 1844, la dieta de la clase baja de Inglaterra consistía en un trozo de bacon con patatas, algo de pan, queso y gachas. En 1890 se estimó que el 83% de los niños de Londres no probaban otro alimento sólido que no fuese pan en 17 de las 21 comidas de la semana. En estas condiciones, los habitantes de las ciudades sufrían, como los navegantes, de escorbuto, a causa de la falta de vegetales frescos; raquitismo, por la falta de vitamina D, y tuberculosis.

La patata era, por su bajo precio, la comida caliente más común en las cocinas de la Revolución Industrial. En Inglaterra, los puestos de patatas cocidas en la calle proporcionaban alimento barato para los trabajadores de las fábricas, y se convertirían en precursores de los puestos actuales de fish and chips).

Referencia: Tannahill, Reay (1988). Food in History. Three Rivers Press. ISBN 0517884046.

Las patatas eran

Compartir:
  • StumbleUpon
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Twitter
  • Google Bookmarks
  • Bitacoras.com
  • Meneame

1 comentario

  1. […] la Revolución Industrial la patata había sido el sustento de la clase baja. Era un cultivo especialmente agradecido, por varias […]

    Pingback by La Hambruna Irlandesa de la Patata de 1845 « Trecetas — 10 noviembre, 2010 @ 16:26

Suscripción RSS a los comentarios de esta entrada.

Disculpa, los comentarios están cerrados.

Licencia Creative Commons Textos licenciados bajo licencia Creative Commons Atribución-CompartirIgual 3.0.